/ junio 1, 2021/ Explora las profundas raíces de la cultura de Kenia/ 0 comentarios

Las 3 leyendas africanas más narradas por los masai

Como ya sabéis, la cultura africana y en especial la keniata nos encanta. Nunca nos hartamos de conocer más y más sobre las costumbres de las tribus africanas, así como de sus mitos y leyendas.

Ya hemos hablado sobre las joyas masai y sobre sus increíbles bodas. Pero esta increíble cultura siempre tiene algo más que ofrecer y hoy os queremos hablar sobre tres leyendas africanas que han ido transmitiéndose de generación en generación. Los masai y demás tribus utilizaban estas leyendas para transmitir sus valores y enseñanzas más importantes, por lo que podemos aprender mucho de su mundo a través de ellas.

¿Estáis listos/as para adentraros un poco más en el universo africano?

La legendaria leyenda del baobab

Una de las primeras leyendas africanas de la que os queremos hablar es la leyenda del baobab. Se trata de las leyendas africanas más conocidas, por lo que quizás hayas oído hablar de ella antes. Sin embargo, nosotros te traemos la auténtica, ¡palabra de masai!

Según la leyenda, en tiempos ancestrales todos los seres que vivían sobre la tierra admiraban la belleza del baobab. Era tan bonito que hasta los dioses se recreaban con su majestuosidad y terminaron por concederle el don de la longevidad del que aún hoy en día disfruta.

El baobab era una planta sublime, con flores preciosas y ramas largas y robustas. Con el paso del tiempo, gracias al don de la longevidad que los dioses le habían otorgado, se fue fortaleciendo más y más. El árbol comenzó a acaparar la luz del sol, quedándosela solo para sí mismo y robándosela a otros árboles. Su tronco era tan grueso que era imposible derribarlo y las demás plantas languidecían a su lado.

Por si fuese poco, el baobab cada vez tenía una actitud más engreída. Pensaba que era único y poderoso y llegó a creer que podría convertirse en un dios más. Por eso, tomó la decisión de crecer más alto hasta alcanzar la altura que los dioses poseían.

Sin embargo, cuando los dioses tuvieron cerca sus ramas se enfurecieron y resolvieron que castigarían su arrogancia y vanidad. Desde ese momento, el baobab crece a la inversa: sus raíces se muestran en el aire mientras su flor está escondida bajo tierra. Es por eso que, según las leyendas africanas, este árbol tiene una forma tan peculiar.

baobab de las leyendas africanas

La leyenda de la creación del mundo de los Boshongo

Todas las culturas tienen su propia historia de la creación del mundo, explicando cómo surgió todo lo que nos rodea. Las leyendas africanas no son una excepción y a nosotros nos resultan especialmente curiosas. Cada tribu tiene variaciones, pero hoy nos vamos a centrar en la de los Boshongo.

Dicen las leyendas africanas que al comienzo del mundo tan solo existía la oscuridad, el agua y el Dios Bumba. Este un día notó unas náuseas muy fuertes en su estómago y, al vomitar, surgió el Sol. Del Sol brotó el calor, del que a su vez surgieron las tierras secas. También del Sol nació la luz, que iluminó al mundo.

Pero el dios Bumba seguía teniendo nauseas y la segunda vez que vomitó aparecieron la luna y las estrellas. Si pensábais que ahí acabó el dolor de estómago de Bumba, os equivocáis. Vomitó una tercera vez, apareciendo en ese vómito el leopardo, el cocodrilo, el rayo, la garza, el cabrito, el escarabajo, la tortuga, el águila, el pez y el ser humano.

Tras esto, Bumba y sus hijos comenzaron a dar forma al mundo, dándole la imagen con la que lo conocemos hoy en día. Tan solo el rayo les causó problemas, puesto que era muy violento e impredecible. Por lo tanto, el Dios Bumba lo encerró en el cielo y enseñó al ser humano a hacer fuego por sí mismos.

rayo encerrado por Boshongo de las leyendas africanas

La antiquísima leyenda del origen de la muerte

No obstante, las leyendas africanas no solo dan explicación al origen de la vida, sino que también nos cuentan cómo surgió la muerte. De entre todas las leyendas africanas que hablan sobre este tema, la de la tribu zulú es la que más nos gusta y la que hoy vamos a relatar.

Según los zulú, cuando el ser humano fue creado aún no sabía si su vida tendría fin o no. Unkulunkulo, al que ellos consideran como su dios creador, deliberó largo tiempo y decidió que les otorgaría el regalo de la inmortalidad.

Para hacérselo saber, envió al camaleón Unawabu para darles la noticia. Sin embargo, el camaleón se entretuvo por el camino, haciendo que el mensaje llegase mucho más tarde de lo esperado. Por lo tanto, los humanos no recibieron la buena noticia y no pudieron agradecer a Unkulunkulo que los hubiese hecho inmortales.

camaleón Unawabu de las leyendas africanas de la creación de la muerte

El dios entró en cólera, considerándolos unos desagradecidos y dictaminó que a partir de ese preciso momento los seres humanos serían mortales. Mandó al lagarto Intulo a los seres humanos junto con el mensaje y este, a diferencia de Unawabu, fue rápido y efectivo a la hora de transmitir la noticia.

Maldito camaleón Unawabu, ¿verdad?


Como has podido ver, hay leyendas africanas para dar explicación a cada detalle del mundo que nos rodea. A nosotros nos resulta fascinante y, ¡seguiremos recopilando las mejores para que tú las leas! Mientras tanto, puedes saber más leyéndote estos libros.

Fuentes: Psicología y mente

¡Viajero! ¿Te ha gustado el artículo? Puedes suscribirte a nuestra Newsletter. Prometemos no ser pesados y ofrecerte contenido que te interese y de calidad. Por cierto, ¡que no se te olvide compartirlo en las redes sociales!

[social-share]

Última actualización el 2022-03-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*

Ver más

  • Responsable: Elizabeth Montilla Roldán.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a https://www.siteground.es que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.